Cómo trabajamos

Creemos que el tratamiento de ortodoncia va más allá de la simple colocación de los dientes o de conseguir una sonrisa agradable. La ortodoncia repercute en el crecimiento facial del niño, en la función de los músculos de la masticación, en su salud y en su sonrisa, mejorando con gran frecuencia la autoestima del paciente.

El tiempo de duración del tratamiento ortodóncico es para nosotros de vital importancia, procurando siempre que sea lo más corto posible. Es por este motivo que con frecuencia retrasamos su inicio hasta que se han cambiado casi todos los dientes de leche. Sin embargo, si una maloclusión puede ser tratada antes de que sea más grave, lo anticiparemos obteniendo así un mejor crecimiento de los maxilares y evitando en muchas ocasiones la extracción de dientes permanentes. En adultos logramos que los aparatos sean lo más cómodos para el paciente y menos visibles para los demás.

En Ortoface enfatizamos la importancia de una correcta higiene oral durante el tratamiento, esto evitará la inflamación de las encías y ayudará a que los dientes se coloquen con más rapidez en sus nuevas posiciones. Para ello te enseñaremos, al comienzo del tratamiento, durante una cita dedicada exclusivamente a la higiene, cómo cepillarte los dientes con aparatos ortodóncicos, ofreciéndote información sobre las técnicas de higiene y material necesario para conseguirlo. Además, trabajamos en coordinación con tu dentista y, en algunos casos con otros especialistas, que nos ayudarán a conseguir los mejores resultados en tu tratamiento ortodóncico. Ya que lograr una sonrisa bonita es un esfuerzo de equipo, tu colaboración será imprescindible.