TRATAMIENTOS INTERCEPTIVOS

La ortodoncia interceptiva se aplica cuando los procedimientos de prevención fracasan y alguna alteración en la oclusión se detecta durante la dentición mixta, periodo entre los 8 y 11 años en el que coexisten dientes temporales y dientes permanentes hasta el recambio completo.

Su objetivo final es el restablecimiento de una oclusión normal antes de la erupción total de los dientes permanentes, mediante el abordaje de la maloclusión, interceptando y corrigiendo las posiciones o la función alterada. En esta época del desarrollo oclusal, problemas como la mordida cruzada, la falta de espacio para la erupción normal y ciertos problemas en el crecimiento esquelético, como el prognatismo mandibular, deben ser tratados por el ortodoncista colocando aparatos activos que corrigen el crecimiento alterado e instauran unas condiciones más favorables para el futuro desarrollo facial y oclusal.